Sesión nº1 – 30/09/2020

De las Teorías de la Dependencia, Buen Vivir y Posdesarrollo.

 

Ponentes:

– Alberto Acosta – FLACSO Ecuador.

– Eduardo Paz Rada – Universidad Mayor de San Andrés, Bolivia.

 

Moderadoras:

– Tahina Ojeda (IUDC-UCM, España).

– María del Carmen Villarreal (UNIRIO, Brasil).

 

Tahina Ojeda y María del Carmen Villareal, autoras del libro ‘’Pensamiento crítico latinoamericano sobre desarrollo’’ y moderadoras de la primera jornada de debate, explican el objetivo de ésta. Se pretende dar a conocer y valorar las aportaciones teóricas que desde el pensamiento crítico se hacen en América Latina. La trampa del desarrollo ha supuesto, como explica María del Carmen, un obstáculo para América Latina y el Caribe.

Relatoría:

Alberto Acosta (FLACSO Ecuador), interviniendo en primer lugar, nos comenta su aportación: ‘’De las teorías de la dependencia al buen vivir. Reflexionando para salir de la trampa del ‘desarrollo’ ‘’

 

El profesor expone que el desarrollo es inherentemente una trampa, y América Latina ha contribuido en la solución del problema con alternativas al desarrollo.

 

Parte del problema, dice, es que el desarrollo aparece como una creencia incuestionable, solamente aparecen críticas a las vías para alcanzarlo, sin embargo, no se pone en duda como meta. Se han ignorado o despreciado otras formas de hacer economía o relacionarse en sociedad, visiones propias del mundo indígena, reflejadas en expresiones como ‘’el buen vivir’’.

 

Alberto Acosta reflexiona sobre el resultado de años de perseguir el propósito del desarrollo. Nos encontramos con un escenario frustrante, la mayoría de la población en América Latina no ha logrado erradicar la pobreza, el hambre, enfermedades evitables, falta de educación… Las diferencias sociales se acentúan. El desarrollismo carece de respuestas para estos problemas. Y es que incluso los países desarrollados se pueden denominar ‘’maldesarrollados’’, con formas de vida que no garantizan la sostenibilidad del planeta ni una convivencia pacífica o igualitaria.

 

El autor del prólogo mencionado al inicio destaca que la única salida a la trampa del desarrollo es hacer una crítica a su misma concepción. Tender la mano a dinámicas orientadas al ‘’buen vivir’’.  La recuperación de estas prácticas, llevadas a cabo desde abajo, de forma sostenida y plural, donde quepan todas las formas del buen vivir, son la única vía para alcanzar un mundo más equitativo y justo, desvinculado de la idea del desarrollo.

 

 

Eduardo Paz Rada (Universidad Mayor de San Andrés, Bolivia), por su parte, sostiene una perspectiva con la que poder ver de qué forma la concepción del desarrollo se ha instalado en el sentido común, teniendo una raíz muy profunda en el eurocentrismo.

 

Expone así la idea de que el eurocentrismo contiene el componente del colonialismo mental, clave fundamental que ha condicionado la concepción sobre los pueblos latinoamericanos y más concretamente los pueblos indígenas. De esta forma, nos explica, la cultura eurocentrista ha ido marcando nuestras mentes de forma sistemática en todos los ámbitos de la vida social.

 

Esta idea clave, nos explica, funciona junto a otro factor de gran importancia, el tema de la cuestión nacional. La explotación de pueblos indígenas por parte de potencias mayores ha sido imprescindible para el desarrollo del propio capitalismo.

 

Eduardo Paz sostiene que este capitalismo industrial es el vínculo con la idea de desarrollo. El desarrollo para la industria capitalista ha ido debilitando todas las posibilidades de generar alternativas a esta perspectiva. Así, el desarrollo, cómo concepción occidental, se erige como objetivo global. Para el desarrollo del Norte Global es necesaria la perpetuación de la explotación de regiones como América Latina.

 

Es imprescindible en este contexto, resalta el autor, rescatar las concepciones emancipadoras concebidas en los senos de los pueblos indígenas de América Latina. Valores de solidaridad, complementariedad, redistribución y reciprocidad.

Por Samantha Ruiz Milara, estudiante en prácticas en el IUDC