X Seminario Interuniversitario sobre Bienes Públicos Globales

Más de 60 estudiantes de posgrados en temas de desarrollo, de la Universidad de Murcia, de la Universidad de Valencia, de la Pública del País Vasco, de la Universidad Camilo José Cela y del Instituto Universitario de Desarrollo y Cooperación (IUDC-UCM), han reflexionado sobre la información como derecho de ciudadanía en un mundo global, vital herramienta para tener visiones críticas en la consecución de conseguir democracias reales.
Durante los pasados 25 y 26 de enero se ha celebrado la X edición del Seminario Interuniversitario sobre Bienes Públicos Globales, con la cesión de espacios de la Universidad Nebrija, y hasta 3 foros diseñados para ser lugar de encuentro y reflexión dónde el alumnado de los posgrados ha sido el verdadero protagonista. En esta el Instituto Universitario de Desarrollo y Cooperación (IUDC-UCM) ha sido el encargado de la organización académica y logística, con la afluencia de más de 60
personas.
Al comenzar la primera jornada se entregó el VI premio Luis Miguel Puerto a jóvenes investigadores, a la alumna Raquel Durbá Martínez, con la investigación defendida en su trabajo fin de Máster, de la Universidad de Valencia: Diagnóstico de las actuaciones en materia de educación sexual como mecanismo de prevención del embarazo adolescente en la ciudad de Trinidad (Bolivia). Además se otorgó dos menciones a los finalistas Frances Roig, con la investigación titulada: La violencia machista en la ciudad de Trinidad. Y a Dora Inés Blanco, con la investigación defendida en el Máster de Cooperación Internacional del IUDC: Análisis descriptivo
de la crisis de asilo en España.
La parte de reflexión la abrió la profesora de la Facultad de Ciencias de la Información (UCM), Pinar Agudíez, con la ponencia: Del informe Mc Bride al PIDC, dónde recordó la importancia que sigue teniendo el documento publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en 1980, Voces Múltiples, Un Solo Mundo. El informe redactado por una comisión presidida por el irlandés Seán MacBride, ganador del premio Nobel de la Paz, analizaba los problemas de la comunicación en el mundo y las sociedades modernas, particularmente con relación a la comunicación de masas y a la prensa
internacional, y sugería un nuevo orden infocomunicacional para resolver estos problemas y promover la paz y el desarrollo humano. Sorprende la vigencia de este documento de carácter político e intelectual cuyo objetivo era el desarrollo de un nuevo equilibrio mundial en el ámbito de la información y de la comunicación y dónde generó la salida de EE.UU. de la institución multilateral.
Al final de la jornada tuvo lugar el emotivo homenaje a Felipe González, próximo a conseguir el merecido júbilo, coordinador del posgrado en Organismos Internacionales y Desarrollo Local, de la Universidad del País Vasco, por su larga trayectoria como docente. Durante el desarrollo del seminario los y las estudiantes expusieron diferentes ideas en los foros protagonizados por ellos y ellas. El riesgo y la oportunidad de las nuevas tecnologías de la información, la necesidad de
reducir la brecha digital para combatir la pobreza, el impacto de los medios de comunicación globales en la ciudadanía, la manipulación y los traficantes de información, el derecho acceso a la información, la transparencia democrática y el papel de los medios públicos, el paraguas que suponen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), fueron temas abordados y debatidos de manera intensa. El alumnado de los diferentes másteres se encargó de recopilar las ideas más relevantes y realizar unas conclusiones que sirvieron de colofón al seminario.
Si el 2017 fue el año marcado por el feminismo en cuanto a movilización social, redes sociales e información, en estos dos días de encuentro también hubo lugar para los debates y las ponencias en donde el género ocupó un papel relevante. Raquel Martínez, Responsable de comunicación UCCI (Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas), fue quien cerró con una ponencia sobre el cuarto poder para combatir las violencias de género y el papel que los medios de comunicación deben jugar en estos delicados temas.
Más de sesenta participantes pusieron en común visiones, ideas y estudios en un ambiente de alto compromiso y valor académico.