Esta mañana se celebró en el Hotel Westin Palace de Madrid un desayuno informativo sobre la COP25 en el marco de las actividades del Fórum Europa. El evento contó con la participación de Carolina Schmidt, Ministra de Medio Ambiente del Gobierno de Chile, Teresa Ribera, Ministra para la Transición Ecológica en funciones del Gobierno de España y Rebeca Grynspan, Secretaria General Iberoamericana. El acto fue organizado por Nueva Economía Fórum bajo el mecenazgo de Asisa y Cabify.

El evento comenzó con una intervención a cargo de Rebeca Grynspan, quien realizó la presentación de las dos ministras presentes en la sala. Destacó la trayectoria profesional y política de ambas, así como su compromiso con la transición ecológica. Por otra parte, resaltó los esfuerzos que Chile y España están realizando para organizar la Cumbre Mundial del Clima, que tendrá lugar en Madrid a inicios de diciembre de este año. Como reflexión general expresó que “la crisis climática actúa como catalizador de las inequidades y desigualdades sociales”, por tanto, es indispensable que la agenda ambiental sea tratada con políticas coherentes e integrales porque “sólo así podremos resolver este gran reto que enfrenta la humanidad”.
Carolina Schmidt tomó la palabra para agradecer el apoyo del Gobierno en funciones de España en la  organización de la COP25. Continuó su intervención desatacando que la lucha contra el cambio climático es una lucha con un fuerte componente de género, así como, también, una lucha por la equidad y la justicia social. En ese sentido, explicó que el modelo chileno de desarrollo ha sido catalogado como “exitoso”, no obstante, es un modelo que no fue suficientemente compartido y distribuido entre todos los chilenos. Se refirió al “despertar
de Chile” como una consecuencia de las inequidades sociales existentes en su país y las expectativas y necesidades no cubiertas que afectan, sobre todo, a las nuevas generaciones que demandan equidad y dignidad. De igual forma, reseñó el papel pacífico de las manifestaciones acaecidas en el último mes en Santiago de Chile, en las que también se han producido focos de violencia que han sido contestados por las fuerzas de seguridad de la
Nación. La Ministra relacionó entonces el “despertar chileno” con la crisis social y ambiental que se vive, no sólo en su país sino en el mundo entero, realizando un llamado a trabajar la agenda ambiental y la transición ecológica con equidad y justicia social. Finalmente, afirmó que los objetivos de la COP25 están centrados en lograr metas y compromisos concretos en la lucha contra el cambio climático y vincular los problemas ambientales con los  sociales, porque “las personas deben ser el centro de la agenda climática”.
Teresa Ribera destacó el compromiso del Gobierno en funciones de España con el multilateralismo por el clima. Explicó que gracias a dicho compromiso se apoya al Gobierno de Chile en la organización de la Cumbre Mundial del Clima en Madrid, prestando la logística para su realización. Ribera expresó que la COP25 es una cita clave para responder a los desafíos actuales de la humanidad, y ante ello, España asume su organización como muestra de su apoyo al multilateralismo y a América Latina. Seguidamente la Ministra llamó la atención sobre la brecha que existe entre el diferencial climático y los compromisos asumidos por los países, indicando que la emergencia climática “exige que actuemos y abordemos una agenda más ambiciosa con un nuevo modelo de desarrollo”. En ese sentido, reconoció que la comunidad iberoamericana estás siendo especialmente activa al priorizar la Agenda Climática de París y la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Finalizó su intervención afirmando que la  cooperación multilateral es la clave para trabajar en la acción por el clima.

El evento finalizó con una serie de preguntas formuladas por los asistentes y que giraron en torno al presupuesto invertido por España para la organización de la Cumbre (50 millones de euros aproximadamente), la logística que tendrá lugar en el IFEMA Feria de Madrid, los planes concretos de España y Chile para la transición  ecológica y la participación de figuras destacadas gubernamentales y de la sociedad civil, destacando el caso de la activista ambiental sueca Greta Thunberg.

Por Tahina Ojeda