El pasado miércoles 29 de mayo, el máster propio en Cooperación Internacional, impartido por el IUDC, tuvo la suerte de contar con dos invitados muy especiales en su última de sesión del curso: Cecilia Carballo de la Riva y Pedro Martínez Santos.

Cecilia Carballo, directora de Programas de Greenpeace, abordó la temática de la sostenibilidad en la Agenda 2030. Explicó por qué la emergencia climática es uno de los mayores problemas de la sociedad, y cómo a diez años de llegar a la fecha para revertirlo, si no se cumple el Acuerdo de París, no se conseguirán alcanzar los objetivos.

Asimismo, expuso que, aunque hay crisis climática, la contaminación y el uso del suelo también han favorecido la disminución de la biodiversidad. Y, en particular, España es uno de los países de la Unión Europea que más retos tiene que cumplir y superar en este aspecto.

Greenpeace trabaja a nivel global en cuestiones de reducción de emisiones, en protección de la biodiversidad, etc. Y, en especial, se han focalizado en zonas en las que “si el mundo se acaba mañana habría que salvar”. En base a su desarrollo de los ODS, consideraron que la mejor forma de alcanzarlos, era bajo un programa que relacionaba el consumo con la sostenibilidad en las ciudades. Este programa, bajo el nombre de NEOPOLIS, no sólo responde a los ODS, sino que plantea las cuestiones del buen vivir, la calidad de vida, y las nuevas economías.

Este proyecto, ha planteado una serie de retos a diez ciudades españolas, las cuales se han comprometido en movilidad sostenible, como Madrid con “Madrid central” o los protocolos de contaminación; alimentación, que han sido aprobados por ciudades como Zaragoza o Barcelona; o en la gestión de plásticos y residuos, como en Palma, que ha trabajado en la implantación del sistema SDDR y en la eliminación de plásticos de un solo uso.

La segunda sesión contó con la presencia de Pedro Martínez, un especialista en aguas subterráneas, que trató de exponer el papel que estas tienen en la cooperación al desarrollo, además de las actividades que estaba llevando a cabo la Cátedra de la UNESCO.

“Es evidente que el agua es necesaria para la vida” comenzó exponiendo, y por ello, el agua es hidratación; alimentación; higiene, y, por tanto, salud; el agua es vestido; es educación; y un bien económico. Y, por desgracia, es uno de los bienes más preciados que Occidente ha olvidado.

En el mundo, la principal fuente de agua son los Océanos, pero el coste que deriva de la desalación hace que, el aprovechamiento de las aguas subterráneas, sea la opción más económica y rentable a largo plazo.

La Cátedra UNESCO, de la que Pedro Martínez forma parte, ha puesto en marcha un proyecto para abaratar la extracción de agua, que se basa en una “«innovación» que consiste en volver a la edad de piedra”, y cuyo objetivo es ser capaz de replicar un sondeo o un pozo, como el que realizaría una máquina, pero por medios manuales.

Este proyecto permite el acceso al agua de aquellas zonas y comunidades poblacionales que carecen de este recurso, pero reduciendo su coste en más de un 50%, y con un resultado final que cuenta con las mismas precisiones técnicas.